19 años promoviendo la colaboración entre los servidores de la misma misión de Cristo

A lo largo de estos años, la CPAL ha inspirado su ruta de acción en el Proyecto Apostólico Común (PAC); columna vertebral del trabajo de la Compañía de Jesús en nuestro continente, que guía la planificación global de los sectores, redes y obras interprovinciales. Esto, le ha permitido ampliar su visión de los 18 países que la conforman, creciendo en la construcción de redes, colaboración y comunicación, trabajando cada día más en el “qué hacer” con y/por el otro.
Somos un Cuerpo para la Misión: Colaboradores jesuitas y laicos conformamos un solo sujeto apostólico que refuerza, potencia e impulsa nuestra Misión. Es por esto, que hoy podemos decir que la CPAL ha tenido grandes avances significativos con aciertos y algunos desaciertos, pero con el ánimo intacto de seguir fortaleciendo nuestra labor en beneficio de una realidad mejor.
La CPAL en números:

  • 12 Provincias en 18 países de América Latina y Caribe.
  • 14 Redes Apostólicas.
  • 17 Centros de Espiritualidad.
  • 40 Centros Sociales.
  • 42 Equipos de atención a migrantes (RJM).
  • 190 Parroquias y templos.
  • 100 y más Radios.
  • 89 Colegios, en 19 países, con 131.244 estudiantes.
  • 30 Universidades, en 14 países.
  • 2.000 Servicios Educativos de Fe y Alegría en 22 países, con 1.500.000 de participantes.
  • Servicio Jesuita a la Panamazonía (SJPAM) integrado por 9 países.
  • Red de Solidaridad Indígena integrada por 8 provincias.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Podcast sobre Seminarios de Ecología Integral

El Grupo de Ecología Integral de la Red de Centros Sociales de la Conferencia de Provinciales de América Latina y el Caribe (RCS/CPAL), pone a disposición de los interesados los audios en formato de podcast sobre los seminarios realizados durante el 2020.

Padre Hurtado nombrado Patrono de la Facultad de Derecho de U. Finis Terrae

Luego de trabajar intensamente en el proyecto, la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae nombró al Padre Hurtado como su Patrono. Esto significa en términos prácticos, que tanto para profesores como para alumnos, San Alberto es un modelo de santidad que quisieran imitar como juristas. Recordemos que el Padre Hurtado era de profesión, abogado.