Prepárate para el primer domingo de Cuaresma: “Si eres hijo de Dios…”

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text] El relato de Mateo 4,1-11 no puede ser interpretado a la ligera. No se trata de proponer un modelo de conducta, sino que plantea cómo no desviarse del camino que sigue Jesús. Primera tentación: Poner a Dios al servicio de su hambre En apariencia, a Jesús se le ofrece algo bueno, que […]