El Papa Francisco ha convocado un evento mundial para el 14/5/2020, que tendrá como tema “Reconstruir el pacto educativo global”. Considera que “Hoy más que nunca, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna”. Por tanto, su invitación es a buscar “un camino educativo que haga madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora”. Desde la pedagogía ignaciana, una clave de ese camino es la educación de ciudadanos globales “con y para los demás”.

En la tradición jesuita la formación del alumno como ciudadano ha estado mayormente orientada por estas características: visión crítica de la realidad que le rodea, responsabilidad, conciencia de derechos y deberes, valores comunitarios, servicio a los demás, compromiso por la justicia y ejercicio de liderazgo, con apoyo, sobre todo,  en los programas formales del área de las Ciencias Sociales (“Características de la educación de la Compañía de Jesús”, 1986). En las propuestas pedagógicas institucionales, por lo general, la ciudadanía se trabaja como parte de la formación integral desde la dimensión socio-política del perfil del estudiante; sin embargo, no siempre se hace explícito el modelo de ciudadano que se quiere formar y menos cómo se articulan las distintas dimensiones del perfil, el currículo y la cultura educativa para lograrlo.

Hoy es necesario revisar la visión que se tiene de la educación para el ejercicio de la ciudadanía en las instituciones de la Compañía, para reforzarla en su dimensión global, a la luz de las complejas y cambiantes realidades del mundo. Es obligatorio preguntarse: ¿qué significa ser un ciudadano global con sello ignaciano?, ¿cómo explicitar y concretar su formación?, ¿qué enfoques y estrategias pedagógicas pudieran ayudar más a crear conciencia y compromiso de ser ciudadanos del mundo?, ¿qué cambiar, mejorar y profundizar en la formación de los alumnos desde la educación inicial a la superior?, ¿cómo preparar a los docentes y directivos de las instituciones para que puedan asumir este reto?

El tema de la promoción de una ciudadanía global, con conciencia y compromiso planetario para contribuir activamente a un mundo más justo y sostenible, desafía al conjunto de los servicios apostólicos de la Compañía desde las “Preferencias Apostólicas Universales 2019-2029”, y no solo al sector de la educación. Es mucho lo que todas las obras pueden hacer y aportar en respuesta a este llamado del P. Arturo Sosa S.J.:

Aunque el concepto de “ciudadanía global” está en proceso de construcción, nuestra educación debería ser en él un actor creativo. Nuestra presencia en tantos lugares y culturas del mundo nos permite crear y plantear propuestas de formación para una visión intercultural del mundo, en el cual todos los seres humanos, y sus pueblos, son poseedores de una “ciudadanía global”, en la que se enlazan derechos y deberes, más allá de la propia cultura, de los nacionalismos y de los fanatismos políticos, o religiosos, que impiden el reconocimiento de nuestra radical fraternidad.  (Discurso en JESEDU-Río 2017):

Este boletín recopila documentos que dan cuenta de propuestas recientes sobre el concepto de ciudadanía global desde una perspectiva ignaciana, así como de estrategias pedagógicas para trabajar el tema con orientación transformadora y para el compromiso en la acción ciudadana, tanto en las instituciones educativas como en contextos no formales. Se aprecia una gran diversidad y riqueza en los ángulos desde los que se busca contribuir a la formación de “ciudadanos del mundo” en las redes de los colegios, Fe y Alegría, las universidades, el Servicio Jesuita a Refugiados y la Red Jesuita con Migrantes; también, desde obras de apostolado social y con jóvenes que llevan las provincias latinoamericanas de la Compañía. Seguramente hay muchas otras iniciativas con perspectiva ignaciana sobre ciudadanía global no recogidas en este boletín: invitamos a compartirlas. Se añade un apartado final con una selección de propuestas de otros autores y organizaciones, para consulta de los interesados en profundizar sobre diferentes perspectivas y recursos que puedan enriquecer su formación y acción educadora. Esperamos que la documentación divulgada por este medio sirva para seguir avanzando en el desafío de “ser actores creativos en la construcción de ciudadanía global con y para los demás”.

  1. Planteamientos desde la perspectiva ignaciana
  1. Propuestas pedagógicas de obras jesuitas para trabajar temas de ciudadanía global
  1. Otras perspectivas y propuestas formativas

 

Fuente: Centro Virtual de Pedagogía Ignaciana 

Compartir noticia