David Soto SJ, nuevo sacerdote de Jesucristo

El pasado viernes 23 de septiembre, monseñor Galo Fernández, obispo auxiliar de Santiago, ordenó presbítero a nuestro compañero David Soto SJ., quien actualmente vive en Tirúa, región del Bío bío, trabajando principalmente con el pueblo mapuche. La celebración se realizó en la Parroquia Jesús Obrero, a un costado del Santuario del Padre Alberto Hurtado SJ.
Al día siguiente, David celebró su primera misa en la tumba del Padre Hurtado, acompañado de familiares, amigos, colaboradores, peregrinos y de tanta gente que quiso participar de esta alegre celebración, tanto para la Compañía de Jesús como para la Iglesia.
Compartimos con ustedes algunas fotografías de esta fiesta.
 

Compartimos con ustedes algunas imágenes de la ordenación sacerdotal y de la primera misa de nuestro compañero David Soto SJ. ¡Demos gracias por su vida y encomendemos su ministerio!

Posted by Jesuitas Chile on sábado, 24 de septiembre de 2016

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.