El Anuario 2019 de la Compañía de Jesús, dedicado a los jóvenes, está disponible en formato digital

Descargar acá
En el contexto eclesial del Sínodo de la Juventud y del Discernimiento Vocacional de octubre, de la Jornada Mundial de la Juventud en enero, y del Año Jubilar de San Luis Gonzaga que ha concluido el 9 de marzo, el Anuario recoge multitud de ejemplos que muestran la diversidad del apostolado jesuita con jóvenes en todo el mundo. Cabe recordar, además, que acompañar a los jóvenes es una de las cuatro preferencias apostólicas universales anunciadas recientemente por el P. General Arturo Sosa SJ para los próximos años.
En las casi 150 páginas del Anuario se cuentan las historias de jesuitas y colaboradores que acompañan a jóvenes en colegios, en universidades, en parroquias, en centros pastorales, en comunidades marginadas, en prisiones, en la calle… También hablan los propios jóvenes, sobre el papel de la Espiritualidad Ignaciana en sus vidas, sobre sus expectativas y sobre cómo van realizando su camino.
Hay lugares en los que el trabajo con jóvenes es algo más que una labor sectorial: «En Ruanda, una de cada dos personas es menor de 18 años», advierte de entrada uno de los artículos; «en semejante contexto, la pastoral juvenil se convierte en un compromiso imperioso para contribuir a la supervivencia de quienes representan el futuro de la sociedad». La misión entre los jóvenes está indisolublemente vinculada a la denuncia de estructuras injustas que padecen en algunos países: el apostolado juvenil en Ruanda o Burundi; el caso de Sri Lanka donde el Loyola Campus ofrece educación superior a jóvenes afectados por la guerra; el apostolado con los jóvenes indígenas mayas de Guatemala, etc.
En el Anuario también descubrimos experiencias pastorales innovadoras: como los Christus Ministries en Estados Unidos, que han cambiado el concepto de grupos juveniles por un modelo de servicio de los jóvenes adultos a la comunidad; o la experiencia de una peregrinación durante 28 días en canoa entre dos santuarios canadienses en contacto con las culturas aborígenes. También se habla de la JMJ de Panamá; o del Movimiento Eucarístico Juvenil, la rama joven de la Red Mundial de Oración del Papa, nacida hace cien años y hoy presente en 59 países.
Aunque el eje central del Anuario sean los jóvenes, sus artículos y reportajes desbordan realidades y causas en las que están implicados los jesuitas: el compromiso con el medio ambiente en Australia; la historia de una casa parroquial ruinosa cerca de Essen (Alemania) reconvertida en una comunidad de jesuitas con refugiados; los presos de Nueva York que reciben Ejercicios Espirituales; una capilla de perfil ecuménico confiada a los jesuitas en el corazón político de Bruselas, etc.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.