Guías de Oración para el Año Ignaciano

Esta iniciativa de la Cpal quiere acompañarnos en nuestro caminar durante el año ignaciano, con reflexiones de los distintos momentos de este tiempo de gracia. Con este primer material, se invita a repasar cuando y de qué manera, una herida inició el proceso de conversión de Ignacio.  

La CPAL invita a toda la familia ignaciana, comunidades de fe, colectivos y personas que deseen participar y celebrar con nosotros este Año Ignaciano, a “permitir al Señor obrar nuestra conversión inspirados en la experiencia personal de Ignacio” (carta del P. General Arturo Sosa SJ) a través de las Guías de Oración que hemos elaborado.

Cada Guía de Oración consta de un texto en PDF (en español y portugués) con la pauta guiada de cómo ir orando en comunidad, así como alguna canción o propuesta que ayude a interiorizar el momento orante.

Para ayudar a la reflexión, las guías irán acompañada de un video, alusivo al tema. 

Cada 15 días se compartirá una nueva Guía con su respectivo video, con la invitación (y pedido) de que pueda distribuirse libremente para unir a más personas y comunidades. De esta manera, a lo largo del Año Ignaciano, se irá reflexionando sobre las etapas cruciales de la vida de Ignacio de Loyola, tratando de que su proceso de conversión ayude al nuestro.

Si bien la oración se puede realizar de manera personal, la riqueza será compartirlo en grupo, porque “donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo” (Mt 18.20).

La propuesta de Cpal busca facilitarle al Señor que haga su trabajo de cambiar nuestro corazón para que se parezca al suyo, dedicándole un tiempo para enamorarnos de él y así mantenernos en su seguimiento.

Descargar la guía Nº1:

Guia Nro1 – La herida de Ignacio en Pamplona el origen de nuestra vocación (1)

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Padre Hurtado nombrado Patrono de la Facultad de Derecho de U. Finis Terrae

Luego de trabajar intensamente en el proyecto, la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae nombró al Padre Hurtado como su Patrono. Esto significa en términos prácticos, que tanto para profesores como para alumnos, San Alberto es un modelo de santidad que quisieran imitar como juristas. Recordemos que el Padre Hurtado era de profesión, abogado.