“Campeones”: La película que revolucionó el Hogar de Cristo en Conchalí

Un grupo de personas con discapacidad mental y trabajadores del Centro de Preparación para el Trabajo (CPT) disfrutó de la cinta ganadora del Premio Goya 2019. Una actividad que les enseñó cómo el esfuerzo y la confianza en sí mismos, los puede ayudar a alcanzar sus metas, pese a sus limitaciones, todo retratado en la siguiente nota del equipo de comunicaciones del Hogar de Cristo.

Por Jacqueline Otey (Hogar de Cristo)

Hace un par de semanas, “Campeones” ganó el Goya 2019 a la mejor película española. La misma que debido al potente contenido de su historia no deja a nadie indiferente, incluidos los acogidos del Centro de Preparación para el Trabajo (CPT) del Hogar de Cristo, que funciona en Conchalí.

Para quienes no la han visto aún, trata de Marco, un entrenador profesional de básquetbal desempleado, quien debe entrenar a un equipo compuesto por personas con discapacidad mental. Todo ello, luego de ser sorprendido manejando en estado de ebriedad.

Sin duda, la película del director Javier Fesser, con 20 millones de recaudación y más de tres millones de espectadores, ha enamorado al público con su historia de superación.

Jesús Vidal, el actor español, de 43 años, ciego, que lideró al equipo de nueve actores que protagonizan esta cinta, y que ganó el Premio Goya al Actor Revelación 2019, revolucionó las redes sociales con su discurso de agradecimiento: “Mamá, gracias por darme la vida y por enseñarme a ver la vida con los ojos de la inteligencia del corazón, te quiero todo”.

El viernes 15 de febrero un grupo de acogidos y trabajadores del CPT disfrutaron de esta película en una sala del Centro, lo que provocó entre ellos una serie de reacciones y profundas reflexiones.

Según Jessica Neira, Jefe de Unidad del programa, la iniciativa nació de la necesidad de generar espacios de reflexión sobre la línea temática de una forma recreativa. Durante la exhibición del filme, los comentarios fluyeron espontáneamente. Algunos de los trabajadores dijeron: “¡Mira!, preguntan lo mismo varias veces”, “El entrenador les dijo troten por la línea y todos siguieron de largo”, “Trabajo en equipo”, “Van a ganar, van a ganar” y “A mí también me cuesta que me hagan caso´”.

Jessica hizo notar lo satisfactorio de observar cómo ver una película juntos genera un ambiente grato en el equipo. “Ves sonreír tanto a trabajadores como usuarios, donde no importa el género, ni el rol, ni el color, ni el nombre, sino simplemente disfrutar. Hoy es una película, mañana puede ser otra actividad y, en ese instante, disfrutan la vida”.

Y agrega: “Todos nos vimos reflejados con diversas situaciones y actores y también pudimos vislumbrar soluciones a nuestros problemas cotidianos de forma simple y acertada. La sociedad muchas veces no confía en un proyecto inclusivo, pero si se trabaja en equipo, se puede demostrar con creces que es posible la inclusión y que lo importante no es obtener el primer lugar, si no aprender a disfrutar y vivir el juego”.

De acuerdo con Belén Salinas, terapeuta ocupacional del CPT, durante el desarrollo de la película muchos de los usuarios realizaron diferentes comentarios sobre lo que iban viendo, “pero también reaccionaron de manera crítica a algunas situaciones que mostraba la cinta y a que a ellos no les parecieron adecuadas”.

Frases como “El jefe los trata mal”, “Somos todos diferentes y cada uno aporta con sus capacidades”, “Ante todo, somos personas”, “El entrenador se equivocó”, “Todos merecemos una oportunidad” y “En el trabajo en equipo, unos pueden ser más lentos que otros”, marcaron una tarde intensa, entretenida y enriquecedora.

Para la profesional, esta actividad les permitió a los acogidos sentirse identificados, reafirmar su identidad sin prejuicios ni temores, “y volver a creer en sus capacidades y en todo lo que pueden llegar a lograr”, concluyó.

¿Quieres apoyar a las personas con discapacidad mental? ¡Hazte socio! del Hogar de Cristo

Fuente: Página web Hogar de Cristo