Papa Francisco por los 50 años del SJSE: “abran futuro, susciten posibilidades, generen alternativas”

El Pontífice compartió con los representantes del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología, ocasión en la que el P. José F. Yuaszeck aprovechó para hacerle llegar libros que representan el trabajo de las obras jesuitas en Chile.

El mundo actual, en el que abundan las “situaciones de injusticia y dolor humano, expresiones de xenofobia y la búsqueda egoísta del interés nacional, continúa el tráfico de seres humanos y la desigualdad entre países y dentro de cada uno de ellos, necesita transformaciones que protejan la vida amenazada y defiendan a los más débiles”.

Así lo dijo el Papa Francisco, que este jueves recibió en audiencia privada en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano a las 210 personas participantes en el congreso del 50º aniversario del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología, acompañado por el Superior General de la Compañía de Jesús, el Padre Arturo Sosa SJ.

Para la ocasión el P. José Francisco Yuraszeck Sj. en representación de la Provincia chilena aprovechó la ocasión y le entregó al Papa un par de libros que representan el trabajo de las obras jesuitas en el país. Una edición de Ciudad Somos Todos editado por el Hogar de Cristo, con fotografías de Ximena Hinzpeter, obra marcada por los retratos de personas que ella encontró en las calles de nuestras ciudades; al que le sumó una edición del libro “Migración en Chile. Evidencia y mitos de una nueva realidad” en el cual 23 expertos entregan datos y un análisis profundos sobre temas sensibles con respecto al nuevo escenario social, obra editada por el Servicio Jesuita a Migrantes.

«Nuestro mundo roto y dividido necesita tender puentes para que el encuentro humano permita a todos descubrir en los últimos años el rostro del hermano, en el que nos reconocemos, y cuya presencia, incluso sin palabras, exige nuestra atención y solidaridad», dijo el Pontífice, quien recordó, entre otras cosas, a los hermanos que murieron en el servicio en estos cincuenta años, y en particular el martirio de los jesuitas de la Universidad Centroamericana de El Salvador, cuyo trigésimo aniversario está a punto de cumplirse, y quiso recordar la figura del Padre Pedro Arrupe, histórico preboste general de los jesuitas fundador del Secretariado, subrayando en particular el hecho de que su impulso por la justicia social surgió de una intensa vida de oración. Francisco exhortó a los jesuitas a continuar el «esfuerzo creativo» de su compromiso al servicio de los pobres, de la educación, de la preocupación por los refugiados y de la defensa de los derechos humanos.

En el siguiente enlace se puede leer el discurso completo del Papa Francisco (Español), al que añadió estás tres frases:

1. Los pobres son «descartados» de nuestra sociedad.
2. Hoy en día existe una «globalización esférica», que elimina todas las diferencias culturales, sociales y religiosas, y en su lugar se necesita una «globalización poliédrica» que comprenda, pero respete las diferencias.
3. El «testamento» de Pedro Arrupe, cuando indicó la oración como fuente fundamental de inspiración.

Fuente: Comunicaciones jesuitas chile y Secretariado para la Justicia Social y la Ecología