¿Por qué más estadounidenses católicos deberían conocer a San Alberto Hurtado S.J.?

La prestigiosa publicación “America Magazine” de EE.UU. aprovechó la conmemoración del Día de la Solidaridad para publicar un artículo sobre el aporte del santo chileno. Sus característicos valores son buscados en tiempos de crisis de representación, destacando su vida de compromiso con los pobres, el esfuerzo por buscar la justicia de los trabajadores y el legado del Hogar de Cristo.

“No es tan conocido en los Estados Unidos, lo cual es especialmente lamentable porque su vida podría servir como testigo profético de nuestro país hoy”. Así comienza el artículo de la revista “America Magazine”, que describe la vida de San Alberto Hurtado usando su legado como testimonio y ejemplo de qué hacer ante las dificultades que presenta el panorama mundial.

El país de Norte América pasa por difíciles momentos de representación y la Iglesia lucha por seguir en el camino centrado en los marginados. Seguramente por eso surgió como importante destacar el papel del santo chileno en esta revista de inspiración jesuita que reparte más de 45 mil ejemplares a la semana.

El reportaje escrito por David J.W. Inczauskis, S.J. se ha mantenido entre los 5 más leídos en la página web de la Revista y cuenta cómo el Padre Hurtado llegó a ser uno de los santos jesuitas más recientes, abocando su vida a las necesidades de los pobres, su ferviente compromiso con la justicia para los trabajadores y su apasionada vida de oración.

En la iglesia de los Estados Unidos, a menudo, hacemos una distinción entre caridad y justicia. La caridad se refiere a las obras corporales de misericordia que abordan las necesidades inmediatas del sufrimiento, mientras que la justicia se refiere al trabajo que cambia las estructuras de opresión o desigualdad. El padre Hurtado practicaba ambos” destaca la publicación.

Mira esta noticia y todas las novedades de la Fundación Padre Hurtado.

Y pone un énfasis especial en cómo el Padre Hurtado asumió estas dos posturas. Por ejemplo, al contar sus salidas a terreno para ayudar personas en situación de calle en la ribera del Río Mapocho, a bordo de la Camioneta Verde: “El Padre Hurtado era un pensador profundo y sabía que los problemas sistémicos necesitan soluciones sistémicas (…) Es ser como el pobre y sufriente Jesús. Significa amor sacrificial, expresado tanto en caridad como en justicia”.

De esta forma, en la publicación de la editorial American Jesuits hacen un recorrido por su juventud, desde su periodo de estudiante en el Colegio San Ignacio, a la creación del Hogar de Cristo. Pero también destacan su labor docente e intelectual, así como la creación de la Acción Sindical y Económica Chilena (Asich), valorando la disputa que dio en el discurso político de la época.

Mira noticias de Estados Unidos y del mundo en la Revista Mensaje


La comunidad católica en los Estados Unidos necesita un Alberto Hurtado, muchos Padre Hurtados. Al igual que el Papa Juan Pablo II, nos preguntamos: “¿Puede el Espíritu levantar apóstoles de la estatura del Padre Hurtado en estos días, hombres que muestren la vitalidad de la iglesia mediante su sacrificio de testimonio?”. Necesitamos discípulos de Cristo quienes sirven y acompañan a los pobres, tanto personal como estructuralmente. Necesitamos un sentido renovado de la Misa como algo significativo, como una ofrenda a Dios por los sufrimientos de los pobres que llevamos dentro de nosotros. Necesitamos ser otro Cristo”.

Para leer la nota completa y más noticias de la Compañía de Jesús en Estados Unidos te invitamos a seguir el siguiente link:

Why more U.S. Catholics should know about St. Alberto Hurtado, S.J.