Seminario “Allegados: Una olla a presión social en la ciudad” de la Fundación Vivienda

Un destacado panel de expertos analizó los beneficios de las propuestas para una nueva política pública en el ámbito habitacional.

Este miércoles 9 de octubre se realizó el seminario “Allegados: Una olla a presión social en la ciudad”, organizado por la Fundación Vivienda, que presentó su propuesta de regeneración urbano social para el 90% del déficit habitacional en la Región Metropolitana.

En el Teatro Huemul, ubicado en el barrio Franklin, la obra de la Compañía de Jesús que busca entregar una solución habitacional sostenible a quienes viven en situación de urgencia y vulnerabilidad en Chile, destacó la importancia de promover la construcción de ciudades sostenibles, inclusivas y humanas, a través del acceso digno a la vivienda.

Porque habitar en dignidad no significa únicamente contar con una vivienda, sino que también requiere de un lugar en la ciudad“, fue una de las frases destacadas de Felipe Arteaga, Director Ejecutivo de Fundación Vivienda en la presentación del encuentro que contó con un panel de destacados expositores: Carlos Montes (Senador), Natalia Garrido (dirigenta Movimiento Pobladoras y Pobladores en Lucha MPL), Claudio Castro (Alcalde de Renca), Paz Serra (jefa DDU Ministerio de Vivienda y Urbanismo), Tomás Riedel (gerente de Vivienda y Urbanismo Camara Chilena de la Construcción) y Luis Fuentes Arce (geógrafo y doctor en Arquitectura, académico Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales PUC); con Catalina Justiniano (arquitecta, secretaria ejecutiva CNDU) en las labores de moderar la conversación.

El seminario fue una buena oportunidad para escuchar diferentes voces en torno al tema. El senador Montes fue el primero en tomar la palabra, valorando el trabajo realizado por la Fundación Vivienda, además de analizar temas relacionados como el de la reforma tributaria, el papel de las inmobiliarias o las experiencias internacionales en el ámbito habitacional.

De ahí en más se dio paso al panel de expertos. Paz Serra, jefa DDU Ministerio de Vivienda y Urbanismo afirmó que, “tenemos que tender a una densificación que sea más democrática, hay que democratizar el acceso a los servicios porque acá acontecen fenómenos sociológicos. Hemos dado pasos importantes y nos estamos poniendo de acuerdo en cómo se hace”. Abriendo la conversación a los comentarios del panel y que dejamos a continuación en esta galería interactiva de Twitter:

La propuesta de Fundación Vivienda

Nuestra convicción es que para hacer frente a los problemas de acceso a la vivienda y a la ciudad que aún persisten en nuestro país, se deben desarrollar nuevas políticas públicas con un enfoque multidimensional, que sean capaces de abordar el problema con una perspectiva que supere la mera provisión de la vivienda, sino que también sean capaces de abordar la perspectiva urbana y social a través de la planificación integral y la participación social.

Visita FundaciónVivienda.cl para más información

A partir de ello, creemos necesario el desarrollo una nueva política urbano-social de regeneración urbana en sectores consolidados de la ciudad, especialmente en el anillo pericentral de Santiago y las zonas centrales y pericentrales de otras ciudades de Chile a través de la densificación a micro, pequeña y mediana escala, pues precisamente en estas zonas se concentra una importante parte del déficit habitacional, sumado a una mediana consolidación del tejido urbano, a partir de la existencia de determinados Bienes Públicos Urbanos.

Dicha regeneración debe ser impulsada a partir del desarrollo de proyectos de densificación urbana, generando desde proyectos en fondo de sitio, densificaciones prediales, pequeños condominios familiares hasta proyectos de mayor tamaño, siempre respetando la escala local, escuchando y diseñando con las comunidades a través de la participación vinculante, y transparentando todos los efectos positivos (y posibles externalidades) de estos planes de desarrollo. Estos proyectos, además, deberán fomentar la reactivación económica, una mayor mixtura de los usos de suelos, mayores oportunidades y servicios en los barrios a partir del mejoramiento de los entornos urbanos, sumando a la generación de nuevo stock de viviendas, la consiguiente reducción del déficit habitacional y finalmente, la regeneración del tejido social de los territorios, impulsando una mayor cohesión social.

10 beneficios potenciales de esta propuesta

  1. Regeneración barrial
  2. Evita la expansión urbana sin planificación, mediante el reciclaje de terrenos, desincentivando la utilización de terrenos agrícolas para la construcción de conjuntos habitacionales
  3. Nuevo stock de vivienda accesible y asequible
  4. Viviendas sostenibles
  5. Capitalización de atributos urbanos en servicios y localización
  6. Se regenera y refuerza el tejido social, permitiendo a las familias permanecer en sus lugares de residencia o comuna de origen, manteniendo las redes de apoyo barrial
  7. Mayor inversión pública y privada
  8. Eficiencia en gasto público
  9. Al incluir a las comunidades en la toma de decisiones respecto al territorio se asegura perdurabilidad y sostenibilidad de la planificación
  10. Diseño de soluciones habitacionales adecuadas a las necesidades de los hogares (considerando ciclo de vida, estructura familiar y actividades económicas) que permitan la articulación de sistemas familiares complejos en co-residencia.

10 propuestas para una nueva política pública

  1. Convocar a una mesa de actores para diseñar una nueva política de densificación
  2. Determinar zonas de potencial densificación
  3. Diseñar un nuevo marco normativo que favorezca la densificación a pequeña y mediana escala (de 1 a 5 pisos) como “siempre admitida”
  4. Promover mixtura de usos de suelo en primeros pisos
  5. Incluir concepto de “vivienda de interés público” en propiedad y arriendo (CNDU, 2015) y reemplazar los conceptos de “vivienda social y vivienda económica”
  6. Nuevo rol de la sociedad civil en la construcción de la ciudad
  7. Contar con un único instrumento de indicadores urbanos
  8. Promover (con incentivos tributarios y normativos) nuevas tecnologías: madera prefabricada / modular
  9. Promover el rol central de la participación vinculante y potenciar a las comunidades como actores activos y relevantes en la toma de decisiones sobre los territorios
  10. Reforzar el capital humano del gobierno local como actor relevante.

Mira el dossier completo de la Fundación Vivienda en el siguiente link.