La Iglesia celebra dos nuevos sacerdotes

Se trata de Gonzalo Castro SJ y de José Manuel Cruz SJ, quienes recibieron el orden presbiteral en el inicio del Año Ignaciano. La comunidad se congregó de manera virtual para acompañar a estos nuevos sacerdotes de Jesucristo.

El viernes 28 de mayo, en una eucaristía presidida por Mons. Julio Larrondo, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santiago, fueron ordenados sacerdote Gonzalo Castro SJ y José Manuel Cruz SJ. Debido a la emergencia sanitaria a causa del COVID-19 esta ordenación se realizó en el Santuario de San Alberto Hurtado, cumpliendo con todas las restricciones necesarias. La comunidad ignaciana, por su parte, se congregó virtualmente para celebrar con alegría esta fiesta de nuestra Iglesia.  

Llamados a buscar el encuentro

Luego de la Liturgia de la Palabra, el provincial de la Compañía de Jesús, Gabriel Roblero SJ, presentó a los dos ordenandos, quienes se comprometieron a consagrarse a la Iglesia, y a obedecer al obispo. Así, expresaron públicamente su voluntad de recibir el Orden presbiteral, consagrándose al servicio de la Iglesia, con humildad y amor, en colaboración del Orden episcopal y dejándose guiar por el Espíritu Santo.

Al comenzar su homilía, Mons. Julio Larrondo compartió que esta era su primera ordenación sacerdotal y envió un cariñoso saludo a la comunidad virtual. Luego, el obispo dio gracias al Señor por el regalo del sacerdocio en Gonzalo y José Manuel, quienes comienzan este nuevo camino dentro de la Iglesia en un contexto único de dolor por la pandemia, con crisis económica y transformaciones políticas, con un pueblo cansado que grita por dignidad y una patria justa.

Hoy Gonzalo y José Manuel, siguó Mons. Larrondo, “son consagrados como otros Cristos, para anunciar el Evangelio, celebrar los misterios y dar la vida por los pobres. Ese es su proyecto de vida”.

“Quiero recordarles, como hermano suyo en el sacerdocio, que esta consagración confirma el llamado de Jesús siervo, a sanar a los enfermos, anunciar buenas noticias a los pobres, en este tiempo histórico, animar a quienes se sienten afligidos, postergados, al margen de la sociedad, heridos y abandonados. Son llamados a buscar el encuentro y que todos los chilenos y chilenas seamos hermanos. Queremos que la buena noticia de Jesús sea realmente un llamado a construir una patria justa, solidaria y fraterna”, enfatizó el obispo.

Mons. Larrondo concluyó: “Queridos Gonzalo y José Manuel, en esta realidad están llamados a ser embajadores de la reconciliación, ayudando en el encuentro y sanación con la fuerza de la unción que hoy reciben y la orientación y fuerza de la palabra de Jesús”.

Tras la homilía, Gonzalo y José Manuel recibieron el Orden presbiteral a través de la imposición de manos del Obispo y de la plegaria de ordenación.

Luego, los sacerdotes elegidos como padrinos los revistieron con la estola y la casulla según el modo presbiteral, que fueron bendecidos por Mons. Larrondo. Inmediatamente después, el obispo ungió con el santo crisma las manos de cada ordenado, con las que bendecirán y ofrecerán la ofrenda por el pueblo de Dios. Junto con eso, entregó a los nuevos sacerdotes el cáliz y la patena para la celebración eucarística.

Los nuevos sacerdotes

Gonzalo Eduardo Castro González

Gonzalo nació en Santiago en 1987. Es hijo de Laura y Jaime, y el menor de seis hermanos: Sofía, Consuelo, Jaime, María de los Ángeles y Cristóbal. Tiene 8 sobrinos, con edades entre los 19 años y 4 meses.

Estudió en el colegio Monte Tabor y, a partir de séptimo básico, en el San Ignacio El Bosque. Ahí formó una comunidad de CVX y participó en diversas actividades pastorales y sociales del colegio. Luego estudió cuatro años Ingeniería Civil en la Universidad Católica de Chile. Continuó participando en CVX jóvenes, con apostolados en la población Santa Olga y la parroquia Santa Cruz. La pregunta por la vocación a la Compañía de Jesús fue madurando durante estos años. Fue en la experiencia de inserción comunitaria Storta, donde pudo experimentar la serena certeza de la vocación como un llamado de Dios a vivir consagrado al servicio de la fe y la promoción de la justicia.

Ingresa al Noviciado en marzo del 2010, en Melipilla, a los 22 años. Ahí colabora en la pastoral juvenil de la Catedral de Melipilla y en la catequesis familiar de la parroquia Jesús Obrero. Posteriormente, estudia Filosofía y Humanidades en la Universidad Alberto Hurtado, mientras colabora en el equipo nacional de la pastoral del Hogar de Cristo, acompañando a los voluntarios y participando del programa Ruta Calle. Antes de partir a magisterio, retoma por un semestre sus estudios de Ingeniería Civil y obtiene el grado de licenciado. Su magisterio lo realiza en el Colegio San Luis de Antofagasta, donde fue capellán del primer y segundo ciclo, asesor eclesiástico de la CVX secundaria, capellán del grupo scout y profesor de matemáticas. Se licenció de teología en la FAJE, en Belo Horizonte, Brasil. Allí colaboró pastoralmente en la coordinación del área social de la parroquia Santíssima Trindade y participó en la Pastoral Carcelaria. Además, fue profesor de física en el centro educativo GRUFAJE y en el curso teológico-pastoral para laicos CITEP.

Actualmente es vicario de la parroquia San Ignacio de Loyola, en Padre Hurtado.

José Manuel Hernán Cruz Gantes

Nació el 22 de diciembre de 1981 en Santiago de Chile. Hijo de Gonzalo y María de la Luz, hermano menor de Javiera, Francisca y Tania. Tiene 5 sobrinos: Valentina, Florencia, Julio, Amanda y Laura. Sobrevive solo su abuela materna, Violeta, de 103 años.

Cursó la enseñanza media en el Instituto Nacional y estudió Derecho en la Universidad Católica de Chile, tiempo durante el cual fue miembro de diversos voluntariados como el Preuniversitario Padre Hurtado, el Preuniversitario Juan Pablo II, los Trabajos Voluntarios UC y TECHO, además de involucrarse activamente en la política universitaria. Luego de recibir la Confirmación el año 2006 en la Parroquia San Carlos Borromeo, de La Reina, colaboró como catequista y agente pastoral hasta entrar a la Compañía. Mientras trabajaba en una oficina de abogados se sintió llamado a ser sacerdote, discerniendo la vocación jesuita atraído especialmente por el carisma espiritual de la Compañía de Jesús, el compromiso con la justicia y la inspiradora figura de san Alberto Hurtado.

José Manuel ingresó al Noviciado en Valparaíso el 18 de marzo del año 2012 y en ese tiempo sirvió apostólicamente en la Parroquia La Matriz y en cárcel de esa ciudad. Realizó el primer año de Filosofía en la Universidad Alberto Hurtado, haciendo apostolado en el Colegio San Luis Beltrán, en Pudahuel, continuando sus estudios en el Colegio Máximo de San Miguel, Buenos Aires. De regreso a Chile para la etapa de Magisterio, fue enviado a Concepción, sirviendo en el Colegio San Ignacio y la CVX. Se licenció en Teología en la Universidad Católica, realizando los últimos tres años su apostolado en Infocap, “la Universidad del Trabajador”. Actualmente es capellán del Colegio San Alberto, en Estación Central, y vive en la comunidad de Jesús Obrero, en la población Nogales.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Padre Hurtado nombrado Patrono de la Facultad de Derecho de U. Finis Terrae

Luego de trabajar intensamente en el proyecto, la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae nombró al Padre Hurtado como su Patrono. Esto significa en términos prácticos, que tanto para profesores como para alumnos, San Alberto es un modelo de santidad que quisieran imitar como juristas. Recordemos que el Padre Hurtado era de profesión, abogado.