LLAMADOS APOSTÓLICOS Y ORIENTACIONES PARA NUESTRA VIDA Y MISIÓN (2022-2026)

Con gran alegría les presentamos los llamados y orientaciones apostólicas 2022 – 2026 de nuestra provincia chilena de la Compañía de Jesús, para seguir compartiendo, colaborando y sirviendo.

La planificación de Provincia, a través de nuestras áreas apostólicas, es una expresión de los deseos que vamos distinguiendo como voluntad de Dios para la Compañía de Jesús. Estos deseos están insertos dentro de un contexto nacional que tiene dimensiones políticas, económicas, eclesiales y culturales, entre otras. Los llamados del Señor siempre se sitúan en un contexto al que buscamos responder evangélicamente. Atender dicho contexto también incluye preguntarnos quiénes somos aquellos que responderemos al llamado, calibrar nuestro talento y nuestra fragilidad.

Nuestros Llamados Apostólicos:

1. Compartir nuestra experiencia de fe en Jesucristo y su Reino, distinguiendo tres aspectos de la misma llamada.

i. La necesidad de la coherencia y la importancia de la cercanía, del lugar, el tono y estilo del lenguaje de la Iglesia y la Compañía de Jesús en nuestros espacios públicos.

ii. El desafío de renovar el lenguaje religioso, las prácticas litúrgicas y de piedad, las experiencias comunitarias y la comprensión de los contenidos de la fe y su praxis transformadora, de modo especial sintonizando con las búsquedas del mundo y la cultura juvenil.

iii. La importancia de comprender y situarnos en una cultura donde la creencia religiosa no está sostenida por la tradición y donde la dimensión religiosa está siendo remitida a lo privado de cada persona.

2. Caminar junto a los excluidos de nuestra sociedad, en una misión de reconciliación y justicia.

i. Acompañar y servir a los excluidos y discriminados. El contacto directo con ellos nos sitúa en la realidad, nos vincula con las víctimas y nos permite ponerle rostro a hermanos nuestros que han sido dañados.

ii. Investigar y hacer una reflexión crítica que se conecta con la realidad, analiza las causas y consecuencias de los dolores que vemos y, así, es capaz de elaborar con seriedad propuestas de sanación humana y social.

iii. La sensibilización e incidencia pública que podamos hacer, no solo para denunciar las injusticias o incoherencias de nuestra sociedad, sino para anunciar la esperanza y caminos nuevos de Vida verdadera.

Nuestras Orientaciones quieren responder a estos llamados de manera concreta.

Queremos vivir una mayor coherencia y unidad entre lo que decimos, lo que hacemos, y cómo lo hacemos. El modo como llevamos adelante nuestras tareas es tan relevante como las tareas mismas.

Lo anterior se traduce en actitudes internas que Dios nos invita a cultivar: sencillez de vida; centralidad del Evangelio; espiritualidad encarnada; testimonio y coherencia de vida.

También enfrentamos el desafío de que nuestras instituciones sean signo, tanto de buena gestión profesional como de la fe que profesamos.

  1. Cuidar el buen ser de la Provincia

1.1 Comprometernos, a nivel Provincial, comunitario y personal, con el apostolado juvenil y con la promoción de las vocaciones a la Compañía de Jesús.

1.2 Buscar la manera de sostener nuestra misión

1.3 Profundizar el significado del cuerpo apostólico de la Provincia.

1.4. Fortalecer una cultura del cuidado.

  1. Formación, identidad y liderazgo de servicio

2.1 Fortalecer la formación de quienes lideran y participan en nuestras obras y directorios

2.2 Fomentar el cultivo de la identidad cristiana y jesuita de nuestras obras

2.3 Seguir actualizando los planes formativos de los jesuitas, consolidando el proceso de incorporación al cuerpo de la Compañía de Jesús en el nuevo contexto

Te invitamos a leer el documento completo aquí.

Compartir:

Facebook
Twitter

Noticias Relacionadas