Los principales ritos de Semana Santa

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos, la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, y se extiende hasta la vigilia del Domingo de Resurrección. Para los católicos es la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, hechos centrales de nuestra fe. La fecha de la celebración es variable (entre marzo y abril según el año), ya que depende del calendario lunar.
Este 2020 debido a la pandemia de coronavirus en el mundo, y de acuerdo al Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos sobre Semana Santa, y a las recomendaciones de Arquidiócesis y Diócesis de la Iglesia en Chile, las celebraciones tendrán algunas modificaciones, lo que no significa que no sea una experiencia profunda de espiritualidad, sino todo lo contrario, un acercamiento al misterio central de nuestra fe desde la intimidad de nuestro hogar.
La institución de la eucaristía, el Jueves Santo; la crucifixión de Jesús el Viernes Santo, y la resurrección en la Vigilia Pascual, durante la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección, son las principales celebraciones y conmemoraciones que se viven esos días.
Del Domingo de Ramos se cuenta que grandes multitudes se congregaban en el Monte de los Olivos, donde cantaban himnos y antífonas y escuchaban lecturas, para volver luego en procesión a Jerusalén, acompañando al obispo y llevando palmas y ramas de olivo delante de él. El evento central de este día, era la procesión de las palmas, y después se celebraba la misa solemne. Tiempo después se agregó la bendición de los ramos, que se debían guardar en las casas.
Este año la invitación es a seguir alguna transmisión en vivo de la Misa de Domingo de Ramos, y a elaborar un ramo en la casa, o usar el del año pasado si aún lo conservas, y ponerlo en un lugar visible. La recomendación es no entregar los ramos en los templos para no salir a la calle.
El Jueves Santo es un día especial, ya que, además de culminar la Cuaresma, nos introducimos en los tres días más importantes del año litúrgico, lo que llamamos el Triduo Pascual. Por la mañana, todos los sacerdotes se reúnen en la Catedral y celebran la misa Crismal, donde renuevan sus promesas sacerdotales. En esa misma celebración se bendicen los santos óleos con los que serán ungidos los niños que recibirán su bautismo, los enfermos y quienes celebren el sacramento de la Confirmación durante el año.
Por esta vez la misa Crismal será pospuesta.
En la tarde se celebra el mandato del lavado de los pies, en memoria de la preparación de Cristo para La Última Cena. La liturgia, vista como conmemoración de la institución del Santísimo Sacramento, se celebra con ornamentos blancos, en medio de cierta solemnidad. Se canta el “Gloria in excelsis”, durante lo cual se tocan todas las campanas, que luego permanecerán en silencio como forma de expresar el duelo durante las horas de la Pasión.
En 2020 la Misa de la Cena del Señor se celebrará sin la presencia de fieles, se omitirá el lavatorio de los pies y la procesión. El Santísimo se reserva en el Sagrario. Cada párroco hará un tiempo de Adoración al Santísimo y orará por los fieles y los enfermos.
El Viernes Santo se vive con gran recogimiento la crucifixión y muerte de Cristo. Es un día de ayuno y de abstenerse de comer carnes, además que no se realizan misas (día alitúrgico). Se efectúa la Adoración de la Cruz y la lectura del Evangelio corresponde a toda la pasión, según San Juan.
Este año los sacerdotes incluirán en la “oración universal” una plegaria por los enfermos, por quienes han sufrido y por el personal médico que ha debido afrontar esta crisis. Las procesiones, representaciones de la pasión, entre otras, quedan suspendidas, para poder ser realizadas en otra fecha.
La ceremonia del Sábado Santo, originalmente, se trataba de una extendida Vigilia o “ceremonia de la espera vigilante”, que se celebraba en las últimas horas del sábado y que terminaba a media noche. Hoy al término de la eucaristía con que termina la Vigilia Pascual se renuevan las promesas bautismales. San Agustín la menciona como “la madre de todas las santas vigilias”.
Para evitar el contagio por aglomeraciones, la vigilia se celebrará sólo en la Catedral e iglesias parroquiales, son presencia de fieles. Los sacerdotes rezarán por ellos. Se omite la liturgia del fuego, comenzando con el encendido del cirio, sin procesión, para seguir con el Pregón Pascual. Sólo se renovarán las promesas bautismales, ya que no habrá bendición de la fuente ni aspersión de agua.
Finalmente, el Domingo Santo o Domingo de Pascua es la celebración más importante que tenemos los cristianos. La misa, con su gozoso Gloria, y el tañido de las campanas proclaman la Resurrección del Señor.
La invitación es a seguir alguna Misa de resurrección a distancia, en la plataforma que cada uno prefiera.
Cronología de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús
Domingo de Ramos. Entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén.
Lunes Santo. Unción de Jesús en casa de Lázaro. Jesús expulsa a los mercaderes del Templo de Jerusalén.
Martes Santo. Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas y las tres negaciones de Pedro.
Miércoles Santo. Judas Iscariote conspira con el Sanedrín para traicionar a Jesús por treinta monedas de plata.
Jueves Santo. El Jueves Santo se celebra la última cena de Jesús de Nazaret con sus discípulos, la institución de la eucaristía, el orden sacerdotal y el lavatorio de pies.
Viernes Santo. Durante el Viernes Santo se recuerda la pasión de Cristo y el momento de su crucifixión en el Calvario para salvar al hombre del pecado y darle la vida eterna. Este día, los fieles católicos guardan ayuno y abstinencia de carne como penitencia. Prisión de Jesús. Los interrogatorios de Caifás y Pilatos. La flagelación. La coronación de espinas. Vía Crucis. Sepultura de Jesús.
Sábado Santo. Jesús en el sepulcro y su descenso al lugar de los muertos. Por la noche la Vigilia Pascual.
Domingo Santo. El Domingo de Resurrección, conocido también como Domingo de Pascua, conmemora la resurrección de Jesucristo al tercer día después de su crucifixión y su primera aparición ante sus discípulos. Es un día de suma alegría para los fieles y es interpretado como la esperanza de una nueva vida.
Triduo Pascual de Semana Santa
Como Triduo Pascual se denominan los tres días de la Semana Santa en que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo: Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo. Concentra los momentos más importantes del año litúrgico en el cristianismo.
Fuente: Jesuitas Chile / Vatican News / Iglesia de Santiago

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.