Lamentamos informar que el viernes 24 de julio, falleció en Antofagasta el P. Juan Agustín Bravo.

Juan Agustín iba a cumplir 76 años de edad, el 29 de agosto; tenía 56 años de vida religiosa en la Compañía de Jesús, y 43 años de sacerdote.

Encomendémoslo a él, a toda su familia y a nuestra comunidad de Antofagasta en nuestras oraciones y en las eucaristías de estos días. Junto a Josse, comparte ahora la Pascua de Jesucristo, a quien tanto amó.

La comunidad jesuita de Antofagasta comparte: El P. Juan Agustín sirvió durante 15 años en esta ciudad, donde el último tiempo se desempeñó como párroco de la Parroquia no-territorial de campamentos Nuestra Señora de la Esperanza, asesor de la Pastoral Familiar de la arquidiócesis y colaborador del Movimiento de Encuentro Matrimonial.

Dado que estamos en cuarentena total obligatoria en la región y por protocolo no es posible una despedida masiva, hoy a las 16:00 hrs. celebraremos una eucaristía privada, que será compartida en vivo a través del canal de You-Tube: Colegio San Luis Antofagasta, cuyo link es: https://www.youtube.com/channel/UCsjx0_oOFMa0P3jn1rLaukg

Palabras de Juan Agustín al celebrar 50 años de vida religiosa, en marzo de 2014

“Al cumplir 50 años de mi ingreso a la Compañía de Jesús, les comparto mi sentimiento de júbilo y alegría por haber sido en todos estos años un hijo de esta noble y bella tierra chilena. Un miembro vivo de esta muy querida Iglesia en estos confines del mundo, y además un seguidor entusiasta de Ignacio de Loyola. Todos estos días previos he estado dándole infinitas gracias a Dios, por haber puesto sus ojos en mí y que con su ayuda eficaz haya logrado recorrer todos éstos caminos, sorprendentes y hermosos. Es éste para mí un momento único para dar gracias de corazón a los muchos amigos con los que me he encontrado en esta vida y que han sido para mí el mejor regalo recibido de lo alto. Son muchos los que supieron estar conmigo en los momentos buenos y en los no tan buenos, amigos diseminados desde Arica hasta Punta Arenas. Agradezco también a los nunca olvidados padres y hermanos. A mi querida comunidad religiosa jesuita y por supuesto a todos ustedes que son hoy mis más cercanos queridos hermanos en la fe. Agradezco a esta Antofagasta, que es la ciudad donde el Señor me tiene desde hace años para que yo aquí ame y sirva. Es mi más profundo deseo el que yo ahora pueda agradar mejor con todo mi ser a mi Dios y Señor y su Iglesia…“

 EL AMOR HA LLEGADO POR FIN

(Juan Agustín Bravo SJ, escrito hace unos días)

Ha llegado el momento, ha sonado el clarín…

En mi alma yo escucho un acento

El Amor ha llegado por fin

Ha llegado a golpearme la puerta

Y con fuerza se ha hecho sentir.

Ha llegado el momento en mi vida

En que todo parece cambiar

En que mis sueños de antaño

Que he ido forjando cada año

Va a ser realidad.

Yo quisiera decir lo que siento

Desearía comunicar mi contento por doquier

Y quisiera que el viento consignase ese intento…

Yo quisiera decir lo que siento

Pero las palabras me faltan…

Es que ellas no bastan.

Es que es imposible expresar

Cuánta belleza encierra el amor.

El Amor ha llegado por fin.

 

 

Compartir noticia