Paulo Egenau, director social nacional del Hogar de Cristo: “La exclusión escolar es una vergüenza nacional”

Por: Comunicaciones Hogar de Cristo
Ser hijo de Juan Egenau, el famoso escultor, arquitecto y profesor universitario, contribuyó a que la infancia del sicólogo fuera muy  entretenida, marcada por los amigos artistas de su padre.  “A todos en mi familia nos encanta el arte, pero ninguno salió con vocación artística. Él no nos incentivó, aunque fue siempre de puertas abiertas y de mucha crítica social”.
Entrevistado en radio Oasis, contó que su papá como joven estudiante vivió un momento bien complejo, cuando decidió cambiarse de Arquitectura en la Universidad Católica a Arte en la Universidad de Chile, porque vivió la oposición de gran parte de su familia: “Cómo se te puede ocurrir, le dijeron”, afirmó, en conversación con la actriz Javiera Contador.
El lado social de Paulo Egenau viene más por el lado de su madre. “Para la dictadura, muchos amigos de mi padre cayeron presos o se fueron exiliados. Eso tenía que ver con la mirada social, la justicia, del arte comprometido”. Largas conversaciones animaron al actual director social nacional de Hogar de Cristo a decidirse a trabajar con los más vulnerables del país.
Llegó a la psicología sin mucha claridad luego de vivir en Estados Unidos. Post dictadura, volvió a Chile y entró a estudiar en la Católica. Estando allí hizo su práctica con jóvenes infractores de ley y conoció las cárceles, que en esos años, eran sitios para adultos con espacios reducidos para menores, “lo que contravenía todas las normas internacionales. Había un nivel de depredación, violencia, daño y maltratos tremendos”. Luego de esa experiencia, publicó artículos para revista Mensaje y, “por casualidad, llegué al Hogar de Cristo”. En esa época la fundación del santo chileno estaba haciendo esa misma reflexión sobre los derechos carcelarios, y se quedó trabajando hasta hoy.
https://www.hogardecristo.cl

EL DERECHO A DECIR NO 

Egenau contó a la conductora del programa “Intensamente” que la investigación “Del Dicho al Derecho: Modelo de Calidad para Escuelas de Reingreso” surgió a partir de la crisis de los pingüinos: “Entonces entendimos la importancia de la educación en la vida de las personas. Se vincularon los jóvenes, los partidos políticos, pero nadie miró a los que debieron ser los primeros en la lista: los excluidos del sistema escolar”. Quizás contribuyó a esto “un sistema educacional que es intolerante sobre todo con las personas que nacen y crecen en pobreza”, recalcó el psicólogo.
Los niños y jóvenes que han sido olvidados por la educación suelen ser los críticos extremos, los que amenazan e insultan y los que desarrollan conductas de agresión muy difíciles, explicó el director social de Hogar de Cristo. “Los profesores sólo saben manejarse con niños bien portados y en contextos contenidos”. Los estudiantes olvidados por el país no son desertores, precisa, ya que este término supone un abandono consciente, que pone toda la responsabilidad en la persona que dejó el colegio y exculpa al sistema. Él prefiere hablar de “excluidos” de la educación chilena. Y dijo en tono perentorio: “Es una vergüenza nacional que no tengamos un sistema educativo que garantice el derecho a la educación para estos niños y niñas, con financiamiento permanente y como una política pública estable”.
Con respecto a la polémica de Admisión Justa y el rechazo a legislar, manifestó que Chile es muy desigual incluso en los castigos. En vivienda, educación y salud hay muchísimas brechas, sobre todo en los sectores de escasos recursos. “Una mirada solamente del punto de vista del mérito, nuevamente, lo que hace es generar desigualdades. Se debe buscar la manera de generar mejores oportunidades a quienes han nacido en desventaja, porque los más pobres son sujetos privilegiados de derechos, y eso pasa por la educación, definitivamente”.

El director social de Hogar de Cristo menciona que los altos índices en consumo de drogas y alcohol en los niños y jóvenes pasa por los padres. Internacionalmente está demostrado que si los adultos están más involucrados en la vida de sus hijos, disminuyen las conductas de riesgo. “Con ello no quiero decir que un papá se meta en todos los aspectos, como un viejo pesado, pero si hay un carrete, debe estar ahí y dejarse ver. El tema de alcohol se conversa, se enfrenta, hay límites y hay edades en la que los papás deben decir no”.
Cuenta que en su hogar, cuando partieron las fiestas con sus hijas adolescentes, él simplemente dijo “no” porque a los 15 años una fiesta con trago no correspondía. Relata que fue un proceso gradual que se vivió sin traumas. Incluso lo conversó en su momento con otros apoderados, y se pusieron de acuerdo.
Por último, Javiera Contador preguntó al director social, cuánto han afectado las acusaciones de abuso contra el ex capellán Renato Poblete Barth al Hogar de Cristo. Egenau dijo que las denuncias son “aberrantes” y de un nivel inimaginable. Apuntó que los profesionales que trabajan con personas que han sufrido traumas severos y daños, tienen un profundo respeto por las víctimas de abuso. “A mí me tiene desgarrado y con un dolor profundo. Necesito que se sepa absolutamente todo para poder avanzar hacia la verdad y lograr la reparación”.
¿Quieres apoyar a personas en situación de pobreza y exclusión social? ¡Hazte Socio del Hogar de Cristo!
¡Hazte Socio aquí!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.