Presidenta de la República encabeza ceremonia de graduación de trabajadores migrantes

El Provincial de la Compañía de Jesús, Cristián del Campo SJ, recibió a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en el teatro del Colegio San Ignacio de Alonso Ovalle, quienes encabezaron la ceremonia de graduación de trabajadores capacitados por el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), en el marco del Programa ProEmpleo de la Subsecretaría del Trabajo. Estuvieron presentes también la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, el director del Servicio Jesuita a Migrantes, Miguel Yaksic SJ, y el director de Infocap, Arturo Vigneaux, SJ.
“Chile es tierra de migrantes. Algunos parecen olvidar que somos un país que se ha construido desde la diversidad, que durante su historia ha sabido recibir el aporte de miles de extranjeros: ingleses, italianos, alemanes, franceses, croatas, españoles, del mundo árabe y por supuesto también de América Latina”, dijo la máxima autoridad del país, al comienzo de su intervención.
A través del Programa ProEmpleo del Ministerio del Trabajo se busca mejorar la empleabilidad de los más vulnerables del país y otorgar una fuente laboral en aquellos lugares que hayan experimentado una contracción de la demanda por mano de obra a raíz de alguna emergencia. Se ha buscado financiar proyectos con un enfoque de migrantes a través de los programas sociales, que permitan mejorar las oportunidades de estas personas y su acceso al mercado laboral chileno, porque “nuestra identidad y nuestro desarrollo han estado y seguirán estando estrechamente vinculados a la apertura al mundo, a este hogar común donde todos tenemos derecho a aspirar a un mejor porvenir”, puntualizó la Mandataria.
Luego, la Jefa de Estado desmitificó algunos supuestos sobre los migrantes con cifras concretas respecto a su presencia en nuestro país: “Desgraciadamente, hemos escuchado voces que nacen del prejuicio, que asocian erróneamente migración con una suerte de competencia desleal en el campo del trabajo. Pero esas voces, no dicen que si por ejemplo, hiciéramos una fila de 40 postulantes a un empleo, sólo uno de ellos sería migrante. De hecho, es lo que ocurre con este mismo programa de capacitación de ProEmpleo: de los 5 mil 532 capacitados en los últimos tres años, sólo 153 son extranjeros”.
Al finalizar su intervención, la Presidenta se refirió a la orientación general que tendrá la nueva normativa sobre migración: “En primer lugar, la nueva legislación debe adoptar un enfoque transversal de derechos humanos, en consonancia con el ordenamiento jurídico internacional. Un segundo principio será el de la formalidad migratoria, de manera que quienes ingresan al país lo hagan en el marco de la ley. No permitiremos que unos pocos hagan de la necesidad de las personas un negocio, exponiéndoles a abusos e ilegalidades. Si el Estado requiere regular legalmente la situación de las personas migrantes es, ante todo, para poder extender a ellas las garantías que merece cualquier ser humano. Y para asegurar que sus ganas de trabajar y surgir sean también un aporte al desarrollo de Chile”.
Fuente: Prensa Presidencia.
interior-02
interior-03

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Buenas noticias en la REI

Esta semana se realizó la Jornada 2022 de Equipos Directivos de la Red Educacional Ignaciana (REI), instancia en la que se pudieron juntar para buscar

COMUNICADO DE PRENSA

La Compañía de Jesús en Chile informa a la comunidad ignaciana, colaboradores y opinión pública en general, que el jueves 28 de abril se recibió

Tony Mifsud, un sacerdote desafiado por el presente

El lunes 2 de mayo Tony Mifsud SJ partió al encuentro con el Señor a los 72 años. La Eucaristía de funeral tuvo lugar en la Iglesia San Ignacio el martes 3 de mayo, y contó con la participación de numerosos amigos, sus compañeros jesuitas, religiosas y sacerdotes de otras congregaciones religiosas.

Pascua de Tony Mifsud SJ

Informamos con mucha tristeza que hoy lunes 2 de mayo a las 4 AM, falleció el p. Tony Mifsud SJ.

 Encomendémoslo al Señor en nuestras