[Textos en castellano y chedungun] LA PRESENCIA JESUITA EN TIRÚA CUMPLE 20 AÑOS

Por Javier Rios. Reportaje publicado en Revista Jesuitas Chile n. 50
Este 2020 será recordado como un año especial para el mundo, para Chile, el Pueblo Mapuche y para la Compañía de Jesús, que celebra los 20 años de presencia en la comunidad de Tirúa. El encierro por la pandemia por el virus Covid-19, así como la apertura al diálogo por la posibilidad de una nueva Constitución para el país, nos han hecho reflexionar y ponernos en el lugar del otro. Un modo de vivir que esta comunidad viene desarrollando hace dos décadas, aprendizaje y experiencia al servicio de una nueva convivencia: “Llegamos el año 2000 a territorio lavkenche —zona costera del Wallmapu o territorio mapuche— con la esperanza de compartir la vida cotidiana y vincularnos más estrechamente con el territorio y todas las personas que habitan en él, y de modo especial con el Pueblo Mapuche”, dicen desde la comunidad jesuita.
Son 20 años de trabajo agradeciendo la experiencia de acogida y la bendición de Dios para los compañeros, laicos y jesuitas, que han pasado por esta experiencia profunda de conocimiento de los pueblos originarios y sus luchas. A continuación les dejamos las fotos y algunos testimonios que emanan de la colaboración de este tiempo y los desafíos a futuro.

Somos una comunidad jesuita. El año 2000, después de la invitación del lonko Teodoro Huenuman, llegamos a vivir a la comunidad Anillen, en Lavken Mapu —zona costera del Wallmapu o territorio mapuche — en la comuna de Tirúa, provincia de Arauco. Nos movía, tanto ayer como hoy, el deseo profundo de establecer relaciones de amistad
y colaboración con este territorio, especialmente con el Pueblo Mapuche.

Iñchiñ jesuitas ngeiñ / Kiñe trokiñ jesuitas ngeiñ. Epu waranka tripantu mew akuiñ lavken mapu mew, Trürwa trokiñ mapu mew mülelu. Vey mew kimpaiñ Teodoro Huenuman em, vey lonkongevuy Anillen lov mew, vülkülelu Trürwa kara mew. Veychi mew mangeleiñmew taiñ rukayael  kisu tañi mapu mew chew taiñ mülemum vachiantü. Küpa Kimpaiñ mapuche mongen ka wenüyyewael vill pu che tüvachi mapu mew müleyelu.

Vivir en territorio mapuche durante estos últimos años con la intención de ser un vecino más, sin pretensiones proselitistas, ha sido una experiencia de mucho aprendizaje y crecimiento. Un caminar juntos, pero no revueltos”, como alguno de nuestros vecinos señala.

Mapunche reke velerkelu taiñ mongen doy kümekeche ngetuiñ pikeiñ, kimuwalu ka wenüykawalu yamuwün mew, norkeche ka kümekeche ngeael, kiñewün trekayam reyvülngenulu.

En nuestra experiencia ha sido muy enriquecedor aprender del Pueblo Mapuche, pero para esto es necesario desaprender y dejar a un lado los prejuicios y las preconcepciones que, históricamente, nos alejan.

Tüvachi epu mari tripantu mew küme kimün adumnieiñ pu lavkenche mew welu wüne mülevuy taiñ wiñotu kimchetuael, veyentuwenuam wedake dungun mew ka veypikangen mew ka tripanche ñi rumel veypikevel, vey taiñ püntülkevetew.

Estas vivencias del diario vivir tienen como trasfondo una sabiduría que poco a poco hemos tenido la fortuna de percibir, es lo que los kimche (sabios mapuche) denominan el Küme Mongen (Buen Con-Vivir). Idea que más allá de poder definirse con criterios claros y distintos, se va develando en las actividades y vida cotidiana. Es el anhelo de una vida en armonía con todos los seres, con los demás hombres y mujeres, con Dios y las fuerzas espirituales, con la naturaleza en sus infinitas manifestaciones y con uno mismo. Por cierto, aún estamos lejos de vivirlo en plenitud en este territorio, pero es el horizonte hacia el que se mira y se avanza.

Tüvachi ad küme mongen niey kiñe kuyvi kimün, rume ayüduamküleiñ taiñ kimpaviel mew, tüva ñi küme mongen engün, pu kimche ñi veypikeel, wevtukelu kake antü mongelen mew.

Tüva taiñ küme mongelerpuam, yamuwünkechi ka ekuwünkechi kake mongen iñchiñ, itrovill mongen mew, iñchiñ taiñ chengen, taiñ wentrungen, taiñ domo ngen, vütake newen wülkelu mongen, wenu kuse wenu vücha, ka taiñ küme mapun ñi poyewün, kisuke iñchiñ taiñ küme yamniewael.

Rüvtu, petu mülewey taiñ küme kimürpuael ka taiñ küme velerpuael, welu adkintunieiñ puwam mülen antü mew.

Sigue leyendo la Revista Jesuitas Chile en:
http://localhost/j2021/revista-jesuitas-chile-20-anos-de-mision-en-tirua/

Conoce el trabajo de la Fundación Lican en Tirúa

Desarrolla actividades ligadas a la cultura, artes, fe y diálogo, capacitación y desarrollo agrícola, educación formal e informal, salud, desarrollo productivo y de emprendimientos, liderazgo, trabajo comunitario, promoción de los derechos indígenas; en fin, cualquier actividad que vaya en beneficio de las personas y comunidades que viven en este territorio.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Medioambiente Fundación Lican (@medioambientefundacion)

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Centro Vives UAH (@centrovives_uah)

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Novena a San Ignacio de Loyola

La Compañía de Jesús en Ecuador nos comparte una novena a san Ignacio para acercarnos a su conversión y preparar nuestro corazón en los días previos a su fiesta del 31 de julio.

Guía de Oración N° 6 de la CPAL

Compartimos con ustedes la Guía de Oración N° 6: “Sueño de Dios para la Casa Común. Danos un corazón local pero que incluya lo universal”.

P. Arturo Sosa SJ: “Hoy la Compañía es un cuerpo multicultural”

Alfa y Omega, publicación vinculada al Arzobispado de Madrid, entrevistó al Superior General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa, quien compartió su opinión sobre el Año Ignaciano, el proceso de beatificación del P. Arrupe, la reciente muerte del P. Stan Swamy, entre otros temas, como que antes de ir a Roma, tenía pensado venir a Chile.