Vigésima semana del tiempo durante el año

Tenemos bastante imaginación cuando queremos discriminar… tanta,  que lo hacemos casi sin darnos cuenta. Cuando un asaltante tiene algo que ver con nosotros, casi no se mencionan las características que compartimos. Pero si es distinto, es lo primero que se destaca. Incluso podemos llegar a negarle la condición humana a quien queremos rechazar. En el genocidio ugandés hace poco más de veinte años, el gobierno hutu llamó a eliminar las ‘cucarachas’ tutsis…  Entre nosotros, hubo quien habló de ‘humanoides’ para descalificar a quienes pertenecían a un partido político proscrito. Y, mientras tenemos que reconocer que nuestro país no es tan fácilmente el asilo contra la opresión, los atentados supuestamente islámicos en otros países, se justifican con el pretexto de eliminar a los infieles. Y… desgraciadamente nos sobrarían ejemplos.
El evangelio de san Mateo en este domingo pone en boca de Jesús una expresión muy dura a propósito de la petición de una mujer no judía: “No está bien tomar el pan de los hijos para tirarlo a los perritos”. Palabra que apenas disimula el desprecio que probablemente se mantenía entre algunos cristianos respecto de los paganos que constituían su entorno.  Ante esa realidad, el evangelista recuerda el momento en que  Jesús, inicialmente limitado ‘a las ovejas perdidas del pueblo de Israel’, parece descubrir y proclamar la universalidad de su misión. La gran fe de la mujer cananea demuestra que se cumple lo profetizado por Isaías: la casa de Dios será Casa de oración para todos los pueblos. Y los dones y el llamado de Dios son irrevocables, para el pueblo de Israel y para todos, judíos y paganos, como lo reconoce Pablo en la segunda lectura de este domingo.
La mesa de la Palabra durante la semana sigue haciéndonos contemplar cómo Dios guía e instala a su pueblo en esa tierra que es sólo imagen de la patria celestial. Tras habernos mostrado un par de escenas del libro de Josué en la semana pasada, ahora nos asomamos al libro de los Jueces: Un libro tironeado entre la necesidad de que haya un rey en Israel, para que la cosas estén mejor ordenadas y la conciencia de que el único rey de Israel es Dios. La semana termina llevándonos al libro de Rut, que resulta de universalidad escandalosa: Para un pueblo que define su identidad por la línea materna, el Señor se prepara un rey trayendo a una moabita para abuela de David.
Los textos evangélicos de la semana nos hablan de la necesidad de liberarnos de ataduras particulares, para entrar en el Reino: Hay que dejarlo todo y reconocer que todo el Reino es regalo, no salario alcanzado con nuestras propias fuerzas. Por eso, lo único necesario es amar a Dios y al prójimo, y que el amor instaure también entre nosotros una jerarquía de servicio y no de poderes más o menos abusivos.
En el santoral, el lunes 21 recordamos a san Pío X (1835 -1914), eminente pastor y no muy buen político. El martes 22, la memoria de la Virgen María Reina nos recuerda la octava de la Asunción. El jueves 24, el ciclo ferial se interrumpe con la fiesta de san Bartolomé, a quien podemos encomendar los países que evangelizó: la India, Irak, Siria, Irán y Armenia. Su martirio se ubica alrededor del año 71 en Armenia. El viernes podemos recordar al último cruzado, san Luis, rey de Francia (+1270) o a san José de Calasanz  (+1648), inspirador de una familia religiosa dedicada a la educación. Y el sábado, podemos agradecer a Dios por la vida y el ejemplo del bienaventurado Ceferino Namuncurá (1886-1905).

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.