“Derribando Muros”: obras de la Compañía de Jesús lanzan campaña de Navidad

Este miércoles 20 de diciembre en el Santuario del Padre Hurtado, uno de los lugares en que estará el Santo Padre el próximo 16 de enero, se lanzó la campaña de Navidad de las obras ignacianas en un alegre desayuno. Sus asistentes fueron adultos mayores, migrantes, acogidos de las hospederías, alumnos de las escuelas de reingreso, vecinos del Santuario y voluntarios.

“El muro que más divide a Chile no es de ladrillo. Tampoco de concreto. No tiene alambres de púa, ni está electrificado. El muro que más divide a Chile, es la indiferencia. Con el migrante, el indígena, el que necesita un hogar, educación, trabajo y muchos más”, es el mensaje navideño que las obras de la Compañía de Jesús han querido compartir ad portas de la visita del Papa Francisco a Chile.


El Provincial de los jesuitas, Cristián del Campo SJ, afirmó que “hay que derribar el muro de la indiferencia”, y agregó que “en Chile siempre han existido muchos modos de expresar solidaridad, de sincera acogida”.
Para conocer más acerca de la campaña, puedes ingresar aquí. 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.