Estructura de la Compañía y de nuestra Provincia

La Curia General

A la cabeza de la orden jesuita se encuentra el Padre General, quien es actualmente el P. Arturo Sosa, SJ. Él se encuentra en la Curia Jesuita de Roma, y gobierna junto a un equipo de asistentes y consejeros.

El Padre General cuenta con un Consejo General, compuesto por un grupo internacional de 14 jesuitas. Entre ellos se encuentran los asistentes regionales, que mantienen contacto directo con las 10 regiones donde hay presencia jesuita en el mundo: Europa Central, Meridional, Oriental y Occidental; Asia Oriental y Meridional; América Latina Meridional y Septentrional; África y Estados Unidos.

Cada una de estas grandes regiones, también conocidas como Asistencias, se subdividen en Provincias, que son las unidades de administración básica de la Compañía de Jesús. Actualmente, la Orden cuenta con 91 Provincias  en todo el mundo.

La Provincia Chilena

Desde 1958, el territorio de Chile se convirtió en una Provincia independiente de la Compañía de Jesús. Actualmente, su administración es encabezada por el Padre Provincial, Gabriel  Roblero Cum SJ,  quien fue nombrado por el  Padre General en  septiembre de  2019.

Para el ejercicio de su gobierno, el Provincial cuenta directamente con el apoyo del Padre Socio (Secretario de la Compañía de Jesús en Chile y asistente ejecutivo del Provincial) y del Administrador Provincial, quien, junto a su equipo, vela por la administración de recursos.

El Provincial cuenta también con un consejo de cuatro jesuitas, que recibe el nombre de Consulta de Provincia, que aconseja al Provincial en todo lo que quiera someter a discusión y le ayuda a dirimir asuntos importantes de la Provincia. Para el trabajo más directo vinculado a las obras y a las comunidades jesuitas, colaboran también junto al Provincial los delegados de las áreas apostólicas, los Superiores locales de comunidades y los jefes de obra.

Las principales áreas de trabajo de la Compañía, son las siguientes: Apostolado Social, Espiritualidad, Formación, Jóvenes, Vocaciones y Colaboración con laicos. Para la coordinación de estas áreas y su presencia en las distintas ciudades donde la Compañía se encuentra existe la Oficina de Planificación y de Seguimiento Apostólico (OPSA) que, además, vela por la implementación y la evaluación constante del Plan Apostólico Provincial.

Los Provinciales se reúnen periódicamente en instancias regionales, llamadas Conferencias de Provinciales. La Provincia de Chile pertenece a la Conferencia de Provinciales de América Latina (CPAL). En esta instancia, se comparte el trabajo de las respectivas Provincias, se evalúan las potenciales colaboraciones, se discuten las líneas de trabajo común y se toman decisiones sobre temas puntuales de la región.

 

logo-cpalsj

Plan Apostólico 2011-2020

plan-apostolico-provincialEn un contexto de constantes y profundos cambios culturales y en la búsqueda de ir renovando nuestro discernimiento , a fin de responder a la permanente pregunta: ¿Qué nos está pidiendo Dios para poder cumplir mejor nuestra labor como servidores de la misión de Cristo en el Chile de hoy?, los jesuitas hemos elaborado el Plan Apostólico 2011-2020.

Dicho plan se pone a disposición en este sitio web, con el fin de ofrecer una ayuda práctica a la comunidad ignaciana, para que juntos abordemos el desafío de hacernos más partícipes de la renovación de esta constante misión.

 

 

 

Redes apostólicas

Dentro del Plan Apostólico 2011-2020 toma relevancia la necesidad de establecer alianzas más profundas con la comunidad laica que comparte la espiritualidad ignaciana. Con el fin de crear y estrechar lazos de colaboración, generar sinergias y trabajar en conjunto en las diversas obras afines, la Compañía ha creado y/o apoyado varias redes apostólicas. Entre estas, se encuentran:

comunidadLa Red Juvenil Ignaciana, que busca caminar hacia una mayor colaboración entre los jesuitas y laicos implicados en el apostolado juvenil ignaciano.

La  Red Apostólica Ignaciana (RAI), que es una red de carácter territorial que reúne obras ignacianas, así como otras que comparten una misión común. Dado su carácter geográfico, su misión y acciones son locales y autodeterminadas. Actualmente existen seis redes territoriales. Algunas están  activas y otras en proceso de consolidación en Arica, Antofagasta, Valparaíso, Estación Central, Bío Bío y Zona Sur (Osorno-Valdivia-Puerto Montt).

Por último, la provincia chilena participa en redes latinoamericanas, tanto del sector educativo (Fe y Alegría y la Federación Latinoamericana de Colegios de la Compañía de Jesús, FLACSI), como del sector social, a través de nuestra participación en la Red de Solidaridad Indígena y el Servicio Jesuita a Migrantes.