La vocación, un camino que se aclara en comunidad

Artículo publicado en Revista Jesuitas Chile n.55

Por Gustavo Cano y Comunicaciones. Casa de Juventudes y Vocaciones

Cómo son las juventudes en Chile? ¿Qué caracteriza a las juventudes? El Instituto Nacional de Juventud, en su última encuesta invita a los jóvenes a que sean capaces de “mirar el presente con una visión de futuro”, enfocándose en las oportunidades que las instituciones educativas puedan brindar en torno al acompañamiento, así como en la participación en grupos o comunidades que brinden la posibilidad de compartir experiencias afines a su proyecto de vida.

La Compañía de Jesús se ha tomado en serio el acompañar a jóvenes en su camino espiritual y en su discernimiento vocacional, acogiéndolos en CVX. Ahora bien, cabría preguntarse ¿cómo estos espacios pueden ayudarlos a tomar una decisión y forjar un proyecto de vida?

Alex Florechaes, ex alumno del Colegio San Luis de Antofagasta, de profesión psicólogo, y Enzo Orozco, recién egresado del Colegio San Ignacio Alonso Ovalle, son jóvenes que iniciaron su proceso en CVX hace un tiempo y coinciden en que esta experiencia les ha ayudado a descubrir su interés por ayudar al prójimo desde sus capacidades y ser reflejo del amor de Dios en su cotidiano vivir.

“La CVX secundaria la viví muy acompañado, muy contento. Consolidé una comunidad, y hasta hoy tengo grandes amigos. Asimismo, pude conocer a Dios de una manera muy especial”, asegura Alex. Por otro lado, Enzo, quien acaba de graduarse de cuarto medio y formó parte del Consejo de Servicio de CVX secundaria en 2021, comenta que su experiencia en la comunidad fue bastante sorpresiva, ya que ingresó motivado por la posibilidad de conocer a más personas. Sin embargo, poco a poco se involucró con la espiritualidad y el servicio: “No esperaba que el ambiente fuera tan bueno  y agradable, así que decidí quedarme”.

La experiencia de CVX, la espiritualidad ignaciana y el trabajo con las juventudes ayudaron a que estos jóvenes comenzaran a vislumbrar lo que sería su proyecto de vida. Alex, quien actualmente es coordinador de Formación y Acompañamiento de CVX secundaria de Santiago y parte del equipo de la Casa de Juventudes y Vocaciones, entendió que su vocación gira en torno al acompañamiento. “No es algo que llega en un único momento y que uno ya tenga claro. Es un camino que se va descifrando constantemente. Lo fui sintiendo justamente en espacios de oración, de pausa, de poder detenerme, observar lo que va ocurriendo en mi vida”.

Enzo, quien se prepara para iniciar sus estudios en Derecho, asegura haber encontrado su vocación de una forma particular, en una actividad de la CVX. “En mi caso, mi vocación la encontré en un momento en que no tenía claro qué carrera seguir. En el campamento de CVX secundaria, durante una reflexión, escuché a mi corazón y sentí que mi vocación era el servicio. En esto también se aprecian destellos de mi formación ignaciana, la cual hace que me pregunte ¿qué haría Cristo en mi lugar?”, comenta.

Formación y acompañamiento ignaciano

Toda institución educativa debe buscar la manera de educar y acompañar a sus estudiantes en la formación de hombres y mujeres de bien, útiles a la sociedad, acompañando sus procesos, decisiones, vínculos y asociaciones, ayudándoles a comprender que no son solo un número o un ponderado, son seres humanos integrales.

Alex agradece que durante su época en el colegio y la universidad tuvo la oportunidad de iluminar su proceso de discernimiento gracias al acompañamiento de un jesuita y el espacio de psicoterapia como paciente, destacándolos como valiosos en el inicio del proyecto de vida. “Luego de CVX secundaria, seguí vinculado con CVX jóvenes. Una vez en la universidad decidí iniciar el acompañamiento con un jesuita que me ayudó mucho en mi dimensión espiritual. En ese espacio podía ir viendo distintas cosas de mi vida, algunas que me parecían más interesantes y otras que no tanto”.

Enzo, Alex y muchos otros jóvenes que hoy participan tanto de la Red Juvenil Ignaciana como de las Comunidades de Vida Cristiana tienen en común que la formación ignaciana, las pausas, los campamentos y los diálogos, les han ayudado a discernir y comprender lo que Jesús quiere de ellos y cómo ser testimonio en sus diferentes proyectos de vida, siendo sujetos activos en la transformación por una sociedad más justa.

En ese sentido, Enzo agradece el acompañamiento y la formación ignaciana, asegurando que si no hubiera estado en un colegio ignaciano o si no hubiese sido parte de CVX, estaría un poco perdido o con dudas. “Justamente la formación ignaciana me enseñó sobre discernimiento, sobre detenerme a pensar qué va ocurriendo en mi vida y también a sentir qué quiere Dios de mí hoy”.

Fotografía: Javiera Lorenzini, presidenta del Consejo de Servicio de CVX.

 

Compartir:

Facebook
Twitter

Noticias Relacionadas

Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Hoy celebramos la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, devoción que tiene un lugar central para la Compañía de Jesús, sobre todo este año en que celebramos el Jubileo del Corazón de Jesús por la conmemoración del 350 aniversario de las apariciones a Santa Margarita María Alacoque.

Obras ignacianas participaron del día de los Patrimonios

La iglesia jesuita de Puerto Montt, el Campus Patrimonial de la Universidad Alberto Hurtado, El Santuario del Padre Hurtado, el Templo San Ignacio en Santiago, el colegio San Ignacio Alonso Ovalle, y el Espacio La Compañía en Valparaíso fueron parte de esta nueva versión.