Organizaciones de la sociedad civil rechazan los hechos de violencia ocurridos en Iquique

Más de 24 organizaciones se han pronunciado este domingo ante la violencia que se vivió en Iquique y llaman al gobierno a asumir su responsabilidad en la ausencia de una respuesta integral para enfrentar la migración.

Declaración Pública
Ante los hechos de violencia ocurridos en Iquique

Como organizaciones de la sociedad civil rechazamos el violento desalojo en la ex Plaza Brasil de Iquique y condenamos los hechos de violencia de la marcha ocurrida ayer sábado como respuesta a un problema humanitario que viven cientos de familias migrantes y refugiadas.

El viernes 24 de septiembre pasado, durante el desalojo de la ex Plaza Brasil, fuimos testigos de golpes a menores de edad y mujeres embarazadas, sin entregar una posibilidad que albergara a quienes fueron desalojados y agredidos. Llamamos a respetar la integridad y dignidad de todas las personas y, sobre todo, a velar por los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, por lo que apoyamos con fuerza el recurso de protección presentado por la Defensoría de la Niñez.

De igual manera, este día sábado 25 presenciamos una marcha donde un grupo insultó, despojó y luego quemó ropa, enseres y carpas de personas que vienen huyendo de un conflicto. Actos como estos atentan contra la construcción de una sociedad humana, acogedora e inclusiva, y pasan a llevar el derecho a una vida digna y segura para todas y todos.

Reiteramos nuestro rechazo a las expulsiones de migrantes que han contribuido a generar un clima de odio, de criminalización y estigmatización que exacerba la crisis de gobernabilidad migratoria que hoy enfrentamos.

Una solución real y seria para la situación que se vive en el norte de Chile debe incluir desde el gobierno nacional, al menos:
1. El acceso a albergues con condiciones sanitarias adecuadas, salud, alimentos y el inicio de procesos de regularización.
2. La necesidad de que el poder ejecutivo escuche a las autoridades locales y convoque a mesas de trabajo para abordar multidimensionalmente la crisis.
3. La urgencia de cambiar la actual política migratoria y ocupar los actuales instrumentos (refugio y visas) para una migración lo más ordenada y regular posible.
4. Coordinar acciones internacionales y de diálogo diplomático con otros países para abordar el fenómeno migratorio a nivel regional.


De continuar con las actuales políticas migratorias se seguirá complejizando la convivencia entre las comunidades locales y migrantes. Nadie quiere que se perpetúe un círculo de irregularidad, exclusión e incluso violencia frente a las personas migrantes. Es urgente un cambio de timón en las políticas del gobierno que sea inclusivo, participativo, humanitario e internacional.

Firman (*)
• Servicio Jesuita a Migrantes
• Asociación Venezolana en Chile
• Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile
• Clínica Jurídica de Atención a Migrantes – Universidad Alberto Hurtado
• Asociación Intercultural Miranda
• Migración Diversa
• Pensivech
• Red de Periodistas Migrantes
• Clínica jurídica de Migrantes y Refugiados UDP
• Secretaría de Mujeres Inmigrantes
• Corporación Colectivo Sin Fronteras
• Coordinadora Feminista 8M – Santiago
• Coordinadora Feminista 8M – Valparaiso
• Comisión Chilena de Derechos Humanos
• Asamblea Abierta de Migrantes y Promigrantes de Tarapacá (AMPRO)
• Hogar de Cristo
• Observatorio de Derechos Humanos y naturaleza Valparaíso
• Defensoría Popular de las Comunidades
• Corporación de DDHH 4 de Agosto
• Fundación Emplea
• Fundación Súmate
• INFOCAP
• TECHO y Fundación Vivienda
• Red Clamor Capítulo Chile
(*) Lista abierta, organizaciones continúan sumándose.

Compartir:

Facebook
Twitter

Noticias Relacionadas