Vigésima quinta semana del tiempo durante el año

Comentario a las lecturas de la liturgia entre el 18 y 24 de septiembre
En el contexto festivo de estos días patrios, los domingos con que termina septiembre nos sacan de la fiesta y nos ponen (de manera políticamente incorrecta) con el tema de la justicia. Y comenzamos con un profeta tan poco suave como Amós. En el contexto que nos da el profeta, Jesús nos recuerda que somos administradores de los bienes y dones que hemos recibido. Y aunque el leccionario fue elaborado en Roma, no cabe duda de que estas lecturas, más el texto de la primera carta a Timoteo invitando a orar “por los soberanos y todas las autoridades”, proporcionan la base para reflexionar muy cerca de la realidad chilena. Incluso podríamos introducir alguna variación a “compraremos a los débiles con dinero y al indigente por un par de sandalias”, para aplicar esa frase al modo cómo fueron compradas muchas tierras de los mapuche, en transacciones que nuestra legislación impide revisar. De manera similar, podríamos dirigir a los directivos de las AFP la frase final de Jesús en la parábola del administrador infiel: “Gánense amigos con el dinero de la injusticia, para que el día en que éste les falte, ellos los reciban en las moradas eternas”.Que nos ayude el Señor, entonces, para que, enfrentando los problemas en un diálogo sincero, nos  acerquemos a una paz auténtica.
El leccionario ferial, en esta semana nos hace asomarnos a los libros sapienciales. El lunes nos presentará algo de la parte inicial del libro de los Proverbios, y el miércoles algunos proverbios de origen no israelita. Corresponden, por lo tanto, a la época del post-exilio (siglo V a.C). Sus consejos para llevar una vida justa, nos disponen  a escuchar a Jesús en sus llamados más radicales para conformar nuestra vida con la suya. Entre el jueves y el sábado, tendremos ocasión de escuchar el pensamiento más existencial del libro de Qohelet (Eclesiastés), que con su escepticismo nos remite a Cristo como respuesta al sinsentido de la existencia cotidiana.
Por su parte, el evangelio de san Lucas esta semana nos hace contemplar el ministerio galileo de Jesús, desde el final del discurso de las parábolas, pasando por la misión encargada a los Doce,  hasta la confesión de Pedro y el comienzo de los anuncios de la Pasión: ¿Entenderemos a Jesús mejor que los Doce, o nos resultarán igualmente oscuras? Que el miedo no nos impida preguntarle a Él.
En cuanto al santoral, el lunes 19 se puede recordar al obispo y mártir San Jenaro (+305), famoso protector de Nápoles.  El martes 20 se recuerda a  los 103 mártires coreanos, caídos en las persecuciones de 1839, 1849 y 1866, la mayoría de ellos fueron laicos, como san Pablo Chong Hasang. San Andrés Kim Taegon fue sacerdote. Es la ocasión para fijarnos  la inestable situación de la paz en la península coreana. El 21 celebramos la fiesta de san Mateo, apóstol, patrono de la ciudad y diócesis de Osorno.  A él se atribuye haber evangelizado Palestina, tal vez  Persia, y Etiopía. El 23 se recuerda la popular figura de san Pío de Pietrelcina OFM cap. (1887-1968), y el 24 es la memoria de la Virgen de la Merced, inspiradora de la orden mercedaria, desde el siglo XIII dedicada a la redención de cautivos…, no le falta trabajo en el siglo XXI.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.