Visita del Padre General de los Jesuitas a Corea del Sur

Lunes 15 de julio: Primer día completo de la visita del Padre General a la región Asia-Pacífico, dedicado a Corea del Sur. Fue al final de la tarde cuando el Padre Sosa presidió la Eucaristía, tuvo la oportunidad una vez más de recibir los “últimos votos” de algunos de sus compañeros, esta vez eran cuatro jesuitas Coreanos.

La homilía, que les invitamos a leer en su integralidad, estaba relacionada principalmente con la primera lectura de la liturgia del día. Se trataba del pasaje del libro del Éxodo, el cual describe la dureza del faraón egipcio en contra de los Israelitas. Fue la experiencia de la esclavitud… y el anuncio de liberación para el pueblo hebreo.

 

 

Esta historia de nuestros antepasados en la fe, dice el Padre Sosa, es también parte de la historia personal de cada cristiano. La opresión y la esclavitud forman parte del paisaje de nuestras vidas y la cercanía a Jesús, especialmente en la Eucaristía, nos permite elegir caminos de libertad.

En el contexto de esta Eucaristía, el Padre General tuvo la oportunidad de reflexionar una vez más sobre el significado de los votos en la vida religiosa, añadiendo la importancia de la vida comunitaria como elemento esencial de este camino común hacia la verdadera libertad. Agradeció a Dae-je, Sang-eun, Tong-uk y Paek-seop por su elección a favor de esta libertad.

Álbum de fotos

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Podcast sobre Seminarios de Ecología Integral

El Grupo de Ecología Integral de la Red de Centros Sociales de la Conferencia de Provinciales de América Latina y el Caribe (RCS/CPAL), pone a disposición de los interesados los audios en formato de podcast sobre los seminarios realizados durante el 2020.

Padre Hurtado nombrado Patrono de la Facultad de Derecho de U. Finis Terrae

Luego de trabajar intensamente en el proyecto, la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae nombró al Padre Hurtado como su Patrono. Esto significa en términos prácticos, que tanto para profesores como para alumnos, San Alberto es un modelo de santidad que quisieran imitar como juristas. Recordemos que el Padre Hurtado era de profesión, abogado.