La Herida

“Al final de la vida llegaremos con la herida convertida en cicatriz”

La Herida es la nueva canción de Cristóbal Fones que nos quiere acompañar en nuestro camino del Año Ignaciano, que comienza el próximo 20 de mayo.

El 20 de mayo del 2021 se cumplen 500 años desde que una bala de cañón atravesó la pierna de Íñigo de Loyola durante una batalla en Pamplona, España.

Esto le dejó una herida muy grave. Significó la derrota del bando que lideraba y la humillación de ser llevado convaleciente por sus mismos adversarios a casa de su hermano mayor. No se lo esperaba, quería ganar. Pero pierde. Se cae su orgullo, se desmoronan sus éxitos. Piensa en “volver a lo de antes”, le duele su vanidad y sufre mucho por querer mantener su apariencia física; intenta aferrarse a sueños de grandeza que antes le valían su honra, pero que ahora lo dejan vacío.

Sobre el sentido de esta canción, Cristóbal Fones nos cuenta que “recoge magistralmente la experiencia de Ignacio de Loyola al mismo tiempo que la nuestra. La Compañía de Jesús nace de los encuentros, ahí donde se van curando las heridas. Surge de amistades que no esconden cicatrices, de la confianza en Dios y la escucha atenta; un fuego cariñoso que atraviesa prejuicios y fronteras. Y así, la experiencia de unos pocos amigos fue convocando más tarde a otros muchos compañeros, y luego a un Cuerpo apostólico universal lleno de historias, de rostros concretos de mujeres y de hombres pecadores y llamados; llenos de grandes deseos. No se trata antes ni ahora de negar las heridas, de borrar el pasado, de tener todo resuelto, sino de hacernos peregrinos en la tierra del Evangelio”.

“La música la imaginé siempre como un himno honesto, como una melodía serena y épica a la vez, que fuera transitando desde la experiencia personal hacia la comunitaria. Los arreglos para coro mixto e instrumentos (piano, violín, cello y caja) son de Juan Pablo Rojas. La edición y mezcla estuvo a cargo de Camilo Atria”, añade Cristóbal Fones.

“El texto de este canto fue creado por José María Rodríguez Olaizola SJ. En esta versión en español participan compañeros jesuitas entrañables y muy buenos amigos laicos y laicas. Los solistas iniciales son de Nicolás Emden y Max Echeverría SJ. De alguna forma me imagino mi voz asociada a Ia de Ignacio de Loyola, así como la del Nico a la de San Pedro Fabro y la de Max a la de San Francisco Javier. Al trío se unen haciendo armonías luego Diego Salinas SJ y César Tapia SJ. Hacia el final, la voz de María José Saavedra completa el cuadro de una familia ignaciana que se extiende hoy por el mundo entero”, explica Cristóbal en cuanto a la creación de esta canción.

Participan además con sus voces como barítonos Iván Dobson SJ, Rodrigo García SJ, José Francisco Yuraszeck SJ y Camilo Atria. Con la voz de tenor Miguel Jesús Pedreros SJ, Carlos Barría, Daniel Bustos y Fernando Leiva. Los bajos los cantan Hector Guarda SJ, Fernando Jiménez SJ, Gonzalo Castro SJ y Pablo Castillo. En las voces soprano están Marcela Gael, María José Bravo, Tere Larraín, Montserrat Prieto, Carolina Herrera, Valeria Villa y Dani Tobar. En la voz contralto María José Saavedra, Claudia Uribe y Elizabeth Vega. “Mi gratitud hacia todas estas maravillosas personas que hoy nos ayudan a mirar las propias heridas con más amor y esperanza”, agradece Cristóbal Fones.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Noticias Relacionadas

Francisco Javier también tuvo su propio camino de conversión

El Padre General, de camino a Pamplona para la apertura del Año Ignaciano, hizo una parada en el Santuario de San Francisco Javier, en Javier. Hay que recordar que el Año Ignaciano evoca, en primer lugar, la experiencia de conversión de Ignacio, que comenzó el 20 de mayo de 1521 en Pamplona, pero también incluirá el 400 aniversario de la canonización de Ignacio y Francisco Javier, que se celebrará el 12 de marzo de 2022. José María Vicente SJ, director del santuario y superior de la comunidad jesuita, da su testimonio.

El Papa: “Urge administrar la creación con responsabilidad mirando al futuro”

El Santo Padre Francisco ha enviado un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que iniciará mañana 5 de junio con la finalidad de asumir compromisos decenales “destinados a cuidar nuestra casa común”. El Papa pide poner la mirada en las futuras generaciones y hace hincapié en la urgente necesidad de convertirnos en “administradores responsables de la creación”.